fbpx

“Nadie tiene el derecho a golpear o a maltratar a un niño”

por | May 31, 2018 | Entrevistas 2 | 0 Comentarios

El ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, afirma a Mundo Papá que el foco del Gobierno está puesto en impulsar el desarrollo integral de la infancia en Chile.

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, recibió un documento con 94 propuestas de la mesa de trabajo por un Gran Acuerdo por la Infancia, que promueve el desarrollo integral de todos los niños, niñas y adolescentes, generando mecanismos que permitan actuar a tiempo, para así prevenir que alguno de ellos se quede atrás, así como también proteger a quienes han sido vulnerados para que puedan retomar una trayectoria de crecimiento que contribuya a potenciar su bienestar.

En entrevista con Mundo Papá, el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, afirma que “lo que ha sucedido en Chile es que antes mirábamos, pero no veíamos, y la muerte lamentable de menores por causas de abuso de diversa índole han puesto frente a los ojos de todos una realidad a la cual no se le ponía atención, a diferencia de hoy afortunadamente en que existe consciencia y se están tomando acciones para cambiar el curso de los acontecimientos y que a futuro, la infancia del país no atraviese por estas tragedias”.

¿Cuál es el rol de la familia en este Acuerdo Nacional por la Infancia?

Ese es uno de los cambios más importantes de los que se plantean en el documento. Hoy, cuando vemos a un niño que está siendo vulnerado o abusado, se le toma, se va donde un juez y se le pide que permita sacarlo de ese lugar y así llevarlo a otro donde esté seguro, ya sea con una familia de acogida o un centro, pero no nos hemos preocupado de las causas. Si un pequeño o adolescente tiene un problema, es que la familia tiene un problema.

El niño tiene el derecho natural a vivir en una familia, que es la primera que posee la obligación y la capacidad de cuidarlo. Hoy, aunque el Estado cuenta con programas para ello, no estamos atacando las causas que afectan negativamente a la infancia, como un padre alcohólico o drogadicto, violencia intrafamiliar, desempleo, entre otras cosas. Nuestra obligación es ayudar a ese núcleo cuando sufre problemas de este tipo, para que las soluciones se generen en ese mismo seno y que el pequeño o adolescente viva en un lugar donde se encuentre totalmente protegido.

¿Qué mecanismos usarán para resolver esos problemas que afectan a los niños?

Cuando hay problemas que afectan a la niñez, no sólo deben actuar los actores del Estado, sino que también todos los otros de la sociedad civil, que otorgan soluciones a través de programas que combaten temas como alcoholismo y drogadicción, que dan soporte psicológico frente a la violencia intrafamiliar o cuando el jefe de familia está sin trabajo, lo apoyan en la búsqueda de empleo.

También el Estado tiene programas que ayudan a los padres a mejorar las habilidades en su crianza y corregir sus errores. De hecho, las propuestas que entregamos llaman a hacer campañas para que la gente sepa que estas ayudas existen y de este modo, si las necesitan, las tomen.

¿El Estado aumentará los recursos para esta tarea?

Hoy día, más que un problema de recursos, en esta materia el tema es de mejor enfoque. Por ejemplo, el Ministerio que a mí me toca dirigir, que es el de Desarrollo Social, pasará a denominarse Ministerio de la Familia y el Desarrollo Social a través de un proyecto que mandaremos prontamente al Congreso, precisamente porque vamos a tomar acciones en base no solamente de lo que le pasa al niño -para ello tenemos una Subsecretaría de la Infancia- sino que de lo sucede en la familia que es el pilar de la sociedad.

En el documento dado a conocer se habla del “Principio de no violencia a los niños y niñas”. Hay padres que señalan que, en ocasiones, es necesario un “pequeño palmazo” o “un grito” para disciplinar a sus hijos. ¿Cuál es la postura del Gobierno frente a ello?

Los niños son seres humanos indefensos que tienen derechos, los cuales deben ser respetados por los padres o por quienes tienen la tuición y cuidado de ellos. Ese es el tema central para pensar y entender como sociedad. Por tanto, nadie tiene el derecho a golpear a un niño o a maltratarlo con palabras, eso no es opinable. Ya que son las cosas lógicas y normales, principalmente, considerando a un pequeño que no puede protegerse a sí mismo.

Quizás dirán “ahora no puedo reprender a mi hijo para disciplinarlo”, pero nadie pretende eso, más bien lo que estamos señalando es que no se puede abusar de un niño o adolescente.

Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This