fbpx

“Mis hijos lloraban en cada quimioterapia por el dolor que yo sentía”

por | Jun 8, 2018 | Historias Reales 2 | 0 Comentarios

El animador Johnny Pradines, llama a los papás a sembrar cariño y tiempo en sus retoños, ya que “no todo es dinero y trabajo”.

Johnny Pradines, animador, cuenta a Mundo Papá su experiencia de estar cerca de la muerte y cómo sus hijos apoyaron este duro proceso en la siguiente columna de opinión.

Tengo dos hijos. Rebeca de 18 años e Ismael de 13 años. Estar cerca de la muerte a causa del cáncer emocionalmente creo que fue desafiante, pues la palabra “difícil” hace años salió de nuestros labios como familia.

Oía hablar a mis hijos y ellos desde el primer momento decían a todos “mi papá va a estar bien y pronto en casa como siempre”, aunque en cada quimioterapia lloraban por el tremendo dolor que yo sentía, además que no los podía ver tanto ya que siempre estuve con aislamiento por la neutropenia y bacterias que me llevaron a la muerte por unos momentos.

Económicamente fue igual desafiante ya que tuve que dejar todos los contratos y devolver dineros, para no dejar mal mi nombre que trato de cuidarlo mucho, porque es mi marca. Pero gracias a Dios incluso algunos clientes me decían “Johnny, tranquilo, sabemos que eres un hombre de bien, quédate con esa plata que sabemos la necesitas mas que nosotros en estos momentos”. ¿Cómo no ser agradecido ante eso?

Siempre Dios ha sido mi pilar de vida y fe, a Él debo que hoy pueda hablar con ustedes en esta nota, sin dejar de lado a mis hijos que en cada quimioterapia y sufrimiento veía sus caritas imaginando los momentos desde su nacimiento hasta hoy, diciendo “cuántos años he disfrutado de ellos, ¡pero quiero hacerlo unos más!”.

Papitos, no todo es dinero, trabajo, y demás. Anota en tu agenda si es necesario por las distintas obligaciones que puedas tener cosas importantes como besar a tus hijos cada dia, decirles “Te amo”. Sembrando tiempo y cariño en ellos cosecharás lo mismo cuando seas viejo o estés en alguna enfermedad donde no necesites un bastón, sino el hombro de aquel que lleva tu apellido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This