fbpx

“Los hombres se han empoderado en la crianza de sus hijos en Chile”

por | May 21, 2018

El animador de televisión y locutor radial, José Miguel Viñuela, admite que ser padre de Diego (2 años 8 meses) y Tomás (1 año 1 mes) “me cambió la vida, los parámetros, las aspiraciones, las metas, las prioridades. Hay un antes y después para mí”.

A sus 43 años, José Miguel Viñuela está viviendo el mejor momento de toda su vida. Y entre las dos principales razones de esta felicidad personal y familiar se encuentran sus hijos Diego, de 2 años 8 meses y Tomás, de 1 año 1 mes. En entrevista con Mundo Papá, el animador de televisión en el Matinal Mucho Gusto de MEGA y locutor en radio Candela en el espacio “Lo que pasó, pasó”, cuenta su experiencia como padre 100% presente en la crianza de sus pequeños.

– ¿Cómo describirías tu experiencia como padre?

Mi experiencia como papá ha sido increíble, fue algo que me cambió la vida. Hay un antes y después para mí con la llegada de mis hijos. Mi vida es una hasta los 40 años y de los 40 años a los 43 años es otra totalmente diferente. Y no cambiaría nada de lo que vivo hoy día por lo que viví antes, porque soy demasiado feliz: me cambió la vida, me cambiaron los parámetros, las aspiraciones, las metas, las prioridades, ¡realmente todo!

– ¿Te consideras un papá presente en la crianza de tus hijos?

Soy un papá absolutamente presente, porque tiempo que tengo en el día, principalmente cuando llego a la casa, lo uso para jugar y compartir con ellos. Trato de no perder ni un solo segundo, nada del crecimiento de Diego y Tomás, ya que fui padre viejo. Soy muy querendón con mis hijos y busco que también sean cariñosos, que sean niños felices.

– ¿Qué ha sido lo más complicado de resolver en la crianza de tus hijos y cómo lo has solucionado?

Mis hijos son muy chicos todavía, pero a Diego he tenido que empezar a ponerle ciertos límites. Por ejemplo, le gusta ir a dormir a la cama conmigo y mi pareja en las noches y está comenzando a decir sus primeros garabatos, malas palabras. He debido aprender cómo se manejan ese tipo de cosas, aplicando autoridad con psicología y no con violencia, que es la cultura que existía antes en los padres de Chile. Aunque ha sido difícil, siento que voy por buen camino.

-Cuéntame algunas anécdotas tuyas estando al cuidado de tus hijos.

Lo más difícil ha sido quedarme solo con mis dos hijos, porque me toca mudar a uno, después al otro, ¡y a veces siento que me voy a volver loco! Y la mejor anécdota me pasó primero con Diego, que cuando tenía 8 meses estaba en el coche, me di vuelta dos segundos y se cayó hacia adelante al suelo, como con un salto mortal. Con Tomás me sucedió exactamente lo mismo, pero en mi pieza. Son esos lapsus de segundo que uno mira para el lado y ellos se caen o se pegan, te lo juro que estas cosas son súper rápidas, uno ni cuenta se da.

-Cuéntame los momentos más felices y más tristes que has pasado con tus hijos.

Los momentos más felices que vivo con mis hijos son estar con ellos los fines de semana, estar juntos en la playa, en general cuando salimos a pasarlo bien como familia, y lo más triste 100% es tener que viajar solo. ¡Me muero! Me da una cuestión dolorosa en el estómago, es una pena tremenda dejarlos porque soy demasiado apegado a Diego y Tomás.

– ¿Qué cosas te han enseñado tus hijos? 

Bueno, por lo pronto, me enseñaron a vivir de nuevo, la importancia de pensar en el otro y de querer lo mejor para él, de entender que sacarte esa cosa del ego, que es pensar solamente en uno mismo, es lo mejor y que la verdadera felicidad está en hacer felices a tus hijos, a tu familia, que eso es lo más importante en la vida.

– ¿Qué es lo que más te gusta de tus hijos y qué es lo que más “canas verdes” te genera?

Lo que más me gusta de mis hijos es que se ríen mucho, que juegan y lo que más “canas verdes” me ha sacado lejos es que Diego se instala en el switch de la luz de mi pieza y la apaga y la prende, y la apaga y la prende, y no tengo cómo controlar eso, porque todavía estoy dándole vuelta a la solución.

– ¿Qué es lo que más les gusta a tus hijos de ti y qué es lo que más les desagrada?

Lo que más les gusta de mí como papá es que les hago hartas gracias, que los hago reír todo el rato con ellas y lo que más les desagrada probablemente es que no puedo tener el tiempo para estar jugando con ellos todo el día.

– ¿Piensas que hoy los padres son más presentes que antes en la crianza de los hijos?

Sí, más que presentes, somos más conscientes de la importancia de ser papás, de que no es sólo tener un hijo, sino que también se le debe dedicar el tiempo y el espacio, inculcándoles valores para que ellos se puedan desarrollar, crecer, vivir. Y acá no es una excusa la falta de tiempo, pues los padres siempre han trabajado a lo largo de la historia y seguirá ocurriendo así, la clave es entregar calidad en vez de simplemente cantidad.

– ¿Qué importancia tiene el rol del papá en la crianza de los hijos para ti?

Hoy es un tema fundamental en el país. Estamos discutiendo una Ley de Igualdad de Género en Chile y así como las mujeres quieren su espacio para tener las mismas posibilidades que el hombre, los hombres también se han empoderado en la crianza de sus hijos. Actualmente no se asocia al papá solamente a la imagen fuerte de la familia, sino que además al jugar, al enseñar, al desarrollo del lado emocional de los hijos, aspectos que son muy importantes.

– ¿Cómo te gustaría que te recordaran tus hijos si un día no estás ya con ellos en esta vida?

Me encantaría que me recordaran como un papá que siempre los hizo reír, que siempre los alegró y que siempre estuvo con ellos. Y que sepan que en sus primeros siete años de vida tuvieron plena felicidad, y eso les va a ayudar para que sean personas seguras de sí mismas el resto de la vida.

Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This