fbpx

Estudio afirma que niños más parecidos a sus padres son más saludables

por | May 21, 2018

Si un papá comparte un día adicional por mes con su hijo, mejora en 10% la salud de su pequeño, según los investigadores Marlon R. Tracey y Solomon W. Polachek.

“Si la apariencia pudiera sanar: Salud infantil e inversión paterna”.

Un estudio publicado en la revista académica Journal of Health Economics afirma que los papás que tienen hijos que son muy parecidos a ellos comparten hasta dos días y medio más por mes con sus pequeños, que aquellos que no eran tan similares a ellos.

Según el reporte efectuado por los investigadores Marlon R. Tracey y Solomon W. Polachek, el parecido de un niño a su padre hace que éste pase más tiempo con su hijo, lo que deriva en grandes beneficios para el infante: un día adicional por mes mejora en 10% la salud del pequeño, tanto en términos físicos como emocionales.

En ese sentido, la investigación indica que estos niños tienen menos riesgo de ser hospitalizados, de tener crisis de asma o incluso acudir a la sala de urgencias durante sus primeros años de vida, y a futuro, de sufrir problemas mentales que afecten su adolescencia y adultez.

El reporte explica que al ver parecido físico en su hijo, un padre se siente más comprometido con él y asumirá responsabilidades que todos los progenitores deberían tomar sin importar el físico. Y justamente, este estudio hace hincapié a que el desarrollo de la primera infancia es un precursor importante para el éxito futuro del niño.

Considerando lo anterior, la investigación busca impulsar que los padres se involucren en el cuidado de sus hijos desde que nacen, se parezcan mucho, poco o nada a ellos, y si lo hacen desde que está en el vientre de la madre, mejor aún para la salud física y mental del pequeño.

Estas conclusiones son el resultado del estudio de la dinámica de más de 700 familias, de las cuales, ambos progenitores aseguraron que el niño se parecía al papá.

El estudio preliminar con el que contextualizaron su investigación Tracey y Polachek, se titula “Familias Frágiles y el Bienestar de los Niños”, y se llevó a cabo entre los años 1998 y 2000, con padres de las principales ciudades de Estados Unidos.

Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: