fbpx

“Enfrenté años de acusaciones falsas para ser padre presente”

por | Ago 3, 2018 | Historias Reales 2 | 0 Comentarios

Juan Bastías cuenta a Mundo Papá el duro proceso que debió atravesar para disfrutar hoy una hermosa relación con su hijo Ezequiel de 2 años 10 meses.

Juan Bastías, quien actualmente trabaja en la chocolatería Gourmet Select, cuenta a Mundo Papá en la siguiente columna el duro proceso que debió atravesar para disfrutar una hermosa relación con su hijo Ezequiel de 2 años 10 meses.

Soy Juan Bastías, un padre que ha debido lidiar con varias imputaciones falsas y años de juicios para poder ser un papá presente. Todo comenzó en junio de 2016 con el final de la relación con la madre de mi hijo, donde la primera acusación fue de violencia, ¿cómo puede ser si en ese momento estaba hospitalizado y a kilómetros de la denunciante? El proceso se cerró básicamente porque la mamá de mi Ezequiel no se presentó al tribunal.

Durante los siguientes meses las acusaciones se fueron agravando, no solamente contra mí, sino que también hacia mi entorno familiar. Las denuncias falsas son un verdadero cáncer y no se detendrán mientras no haya una penalización dura respecto a ellas.

Felizmente, hoy ya puedo estar con mi pequeño hijo de 2 años 10 meses, gracias a que tenía pruebas contundentes con las que pude demostrar mi inocencia, pero no fue fácil, ya que previamente en el DAM Colina (Colaboradores del SENAME) me encontré con una de las negligencias más graves: me hicieron un informe desfavorable basado en dos sesiones de pocos minutos, a pesar de que todo apuntaba a que la madre de mi Ezequiel mentía.

Pero después descubrí que ese trabajador social que me efectuó dicho informe había sido expulsado por la Contraloría General de la República mientras trabajaba en un Centro Nacional de Menores SENAME de San Bernardo, por irregularidades en el marco de su cargo.

¿Cómo es posible que una persona sea expulsada del SENAME y luego recontratada en un Programa de Diagnóstico Ambulatorio DAM? Parece surrealista, pero es algo más habitual de lo que parece, lamentablemente.

Después de la tormenta siempre llega la calma y es por eso que hoy ya puedo disfrutar junto a mi hijo una hermosa relación, esto no hubiese sido posible si no fuera por mi perseverancia, por las personas que creyeron en mí en los momentos más difíciles, donde destacan mi familia, amigos y la Oficina de Protección de Derechos de la Infancia y Adolescencia de Colina.

Yo junto a otros que pasan o pasaron por vulneraciones similares estamos formalizando una corporación sin fines de lucro (CORPAID) con el fin de ayudar a padres y madres vulnerados por el poder judicial y las instituciones dependientes del SENAME, donde desgraciadamente las denuncias falsas afectan mayoritariamente a hombres, pero también a mujeres que sufren con ellas, y sin lugar a dudas los más golpeados son los niños de nuestro país, Chile.

 

Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This